Quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos

En estos tiempos tan turbios y tan inciertos se habla mucho de términos como la matrix, despertar, consciencia, teorías conspiranoicas, manipulación, rebaño, corrupción y un largo etcétera.

Parece que la auténtica verdad de la que nos podemos fiar es, paradójicamente, que todo es una gran mentira.

juan antonio jimenez: quiénes somos de dónde venimos a dónde vamos

Corren ríos de tinta acerca de la realidad que vivimos y a la que nos enfrentamos como autómatas siguiendo el camino fijado por un sistema cada vez más opresivo.

Intentamos buscar respuestas a preguntas que resuenan en nuestra cabeza y que nunca han dejado de perseguimos: el qué, el cómo, el cuándo y el por qué.

Pero, «¿Quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos? ¿Estamos solos en la galaxia o acompañados?»

Quizá os suenen estas preguntas y no sólo porque os las habréis hecho miles de veces. Es el estribillo de una canción de la mítica banda gallega de punk rock, Siniestro Total, formada a principio de los años 80. ¿Pudiera ser el himno de una generación? Yo creo que esas preguntas forman parte de nuestro ADN. Los mismos acordes pero con otra melodía. Sea como fuere son muy grandes «los siniestros». 

Vamos a recordar la canción y pegar algún bote pero no confundir con vote:

 

Indiscutiblemente, el rock es la voz de las distintas generaciones pero hay preguntas que son atemporales y me temo que nunca tendrán respuesta en este estado semiconsciente en el que nos encontramos.

Lo que quiero decir, hablando en plata, es que estamos más dormidos que despiertos y que me fío más de letras punk como estas que la de los discursos azucarados a los que nos tienen acostumbrados los elegidos por unos que parecen estar en un nivel superior, para que nosotros les votemos en un escenario decorado de democracia donde, tras las bambalinas, están las cloacas donde se cuece a fuego lento un enorme cocido donde los sacramentos somos nosotros. 

Preguntas que quizás no tengan respuestas pero el hecho de que te las hagas, bien merecen ser gritadas o cantadas usando el género que más te plazca.

Si todo vuelve que vuelva el PUNK, que ya te digo yo que tienen más vergüenza que los que nos regalan el oído con baladas infumables.

Deja un comentario

SUSCRÍBETE

Y TE REGALO EL PRIMER CAPÍTULO DE "LOS DIÁS QUE ME QUEDAN"